Bienvenido

¡Bienvenido!

En primer lugar quiero felicitarte por haber escogido este método para aprender a tocar la guitarra. Estoy seguro que te será de gran ayuda, y Dios quiera que te sirva de estímulo.

Durante doce años he ayudado a muchos futuros guitarristas a dar sus primeros pasos, o a perfeccionar su estilo. Espero que la experiencia obtenida en ese tiempo, que está recogida aquí, sirva de ayuda a muchos más (sobre todo a ti…).

El contacto regular con un profesor puede ser insustituible, pero si tienes ganas y un poco de fuerza de voluntad te será posible aprender y mejorar cada día.

A través de este curso, vas ha descubrir el fascinante mundo de la guitarra eléctrica, algunos de sus secretos y bastantes técnicas guitarrísticas, que te permitirán expresar tu creatividad, y por supuesto, siempre que tus vecinos sean ‘enrollados’, descargar la adrenalina, con el ‘ampli’ subido de wattios. (procura NO practicar a la hora de la siesta de tu vecina del tercero…)

Necesitarás bastante paciencia y mucha constancia para alcanzar buenos resultados, pero si sigues todos los pasos de las lecciones, tocas todos los ejercicios no te rindes, te puedo asegurar que podrás lograrlo.

Por cierto, si resulta que eres zurdo, puedes darle la vuelta a la guitarra y cambiar el orden de las cuerdas, pero recuerda que en los textos las referencias a manos derecha e izquierda deberás interpretarlas al revés.

De todos modos ten en cuenta que, aunque seas zurdo, si aprendes al derecho, podrás tocar con otras guitarras. Hay amigos que tienen guitarras bastante buenas 🙂

Varias cosas que deberás tener siempre presentes:

1. Conecta la guitarra a un amplificador

La guitarra eléctrica se toca conectada a un amplificador. Practicar con la guitarra desenchufada puede estar bien para hacer dedos, pero no te permitirá desarrollar un buen sonido. Siempre que puedas practica con el amplificador encendido (bajito si no quieres molestar, o con auriculares si todo el mundo está durmiendo).

Tocar con la guitarra desenchufada tiene el ‘peligro’ de viciarte con una pulsación demasiado fuerte.

2. Practica despacio al principio

Para tocar bien, hay que empezar los ejercicios muy despacio, y aumentar muy gradualmente la velocidad. No intentes correr hasta camines con seguridad.

3. Toca sin mirar tus manos

El sentido del tacto es importante. Procura no mirar todo el rato a las manos. Si cierras los ojos podrás sentir mejor la relación entre lo que haces con ellas y el sonido que produces.

Para corregir la postura, lo mejor es mirarse en un espejo (grande) mientras practicas.

4. No te fatigues.

Practica todo lo que quieras y puedas, pero si te cansas, deja de practicar y relájate un rato (leyendo la teoría o escuchando algún tema…) y luego vuelve a ‘darle caña’.

5. Repite los ejercicios con regularidad

Aunque procuraré repetir los conceptos importantes varias veces, por razones de espacio, quizá no sean todas las que necesites.

De vez en cuando repasa lecciones anteriores, ya verás como encuentras ‘algo’ que se te había pasado desapercibido, o descubres que comprendes algún concepto que la primera vez no entendiste.

Buenas vibraciones a todos los guitarristas pasados, presentes y (sobre todo) futuros.

Richard Dobeson 

Te invitamos a que conozcas este sitio donde podrás ver el resultado sorteo de nuevos tiempos. oposiciones a las fuerzas armadas buzoneo y reparto de publicidad marisco de calidad online